póliza de coche (1)

Cómo elegir la póliza de tu seguro de coche

Todos los vehículos a motor deben tener contratado un seguro, independientemente de si circulan o no, tal y como recoge el Reglamento General de Conductores. El seguro obligatorio, también conocido popularmente como seguro a terceros, cubre los daños ocasionados a terceros, tanto personales como materiales, en un accidente. No tener contratado un seguro es una infracción, y como tal conlleva una multa que oscila entre los 601 y los 3.005 euros.

Consejos para elegir el seguro de coche

A la hora de elegir la póliza del seguro de coche, debes saber que existen muchos tipos, cada uno con sus propias condiciones y coberturas: a terceros, a terceros ampliado, a todo riesgo con franquicia o sin ella. En función de la naturaleza del propio vehículo y del uso que le des al mismo, puedes seleccionar uno u otro.

Tipos de seguros

El seguro más básico que existe es el seguro a terceros, el que la ley obliga a tener a todos los vehículos a motor matriculados en España. Cubre la Responsabilidad Civil a terceros, y se le pueden añadir coberturas adicionales: rotura de lunas, robo e incendio. Esta modalidad recibe el nombre de terceros ampliado y, si incluye las tres opciones, terceros completo.

El seguro a todo riesgo con franquicia es aquel que cubre los daños tanto personales como materiales de tu vehículo y los de un tercero en caso de accidente. Ahora bien, tendrás que pagar una franquicia, es decir, una determinada cantidad de dinero que hayas pactado anteriormente con la compañía aseguradora, siempre y cuando el siniestro sea culpa tuya.

Por ejemplo, si tienes una franquicia de 300 euros y el daño del arreglo de tu vehículo o el del otro conductor implicado es de 800 euros, tú tendrás que pagar 300 euros, y los 500 euros restantes los asumirá la compañía aseguradora.

El seguro a todo riesgo sin franquicia es el mejor para vivir completamente tranquilo ya que la compañía aseguradora se hace cargo de cualquier tipo de daño. Como resulta lógico, tiene la prima más alta de todas.

¿Cuál es el mejor?

No hay un seguro mejor que otro, ya que depende de las características y la antigüedad del vehículo, así como del uso que hagas del mismo. Si eliges un seguro a todo riesgo, tienes que comprobar la cantidad máxima hasta la que indemniza la compañía aseguradora en caso de siniestro.

Contratar el seguro a todo riesgo con franquicia es una buena opción si haces un uso ocasional del vehículo por una razón muy simple: a menor uso, también es menor el riesgo de sufrir un accidente. También debes considerar tu historial de siniestros: si no sueles tener accidentes, el seguro con franquicia te puede resultar más rentable.

Si vas a realizar desplazamientos de larga distancia de forma habitual, asegúrate que la póliza de tu seguro de coche incluye la asistencia en viaje. Comprueba si existe algún límite de kilómetros a la hora de remolcar el vehículo hasta el taller elegido.

Si, por el contrario, sueles circular cerca de tu casa, asegúrate de que la asistencia en viaje está cubierta desde el kilómetro cero. Algunas compañías aseguradoras excluyen este servicio en incidencias que tienen lugar a pocos kilómetros del lugar de residencia.

A todo esto hay que sumar la importancia de tener contratada la cobertura de vehículo de sustitución. De esta manera, si en algún momento tienes que dejar el coche en el taller, podrás seguir desplazándote en coche sin ningún tipo de problema.

En Generación Plus somos una correduría de seguros en la que podemos ayudarte a encontrar la póliza que necesitas para tu coche.

HABLA CON NOSOTROS

Mándanos un mensaje en el formulario y te contestaremos en el mejor tiempo posible.

comparte

Publicaciones recientes

Te llamamos gratis ahora