car-g29e722fc7_640

¿Cubre el seguro a todo riesgo las reparaciones mecánicas?

A la hora de contratar una póliza, es muy importante asegurarse de cuáles son las coberturas que ofrece. En el caso de los vehículos, la legislación en España obliga a contratar un seguro de Responsabilidad Civil, más conocido popularmente como seguro a terceros. Tal y como su propio nombre indica, cubre los daños tanto personales como materiales causados a terceros. Ahora bien, la mayoría de los conductores optan por contratar un seguro a todo riesgo, que ofrece unas coberturas mucho más amplias.

Seguro a todo riesgo y reparaciones mecánicas

Pero, ¿las reparaciones mecánicas están incluidas en las coberturas de un seguro a todo riesgo? Las averías mecánicas pueden causar graves daños en el vehículo, hasta el punto de que es imposible utilizarlo durante un determinado periodo de tiempo. Además, en la gran mayoría de casos la reparación de este tipo de averías supone un importante desembolso económico.

Por lo general, las averías mecánicas no se producen por los kilómetros recorridos o por la antigüedad del vehículo, sino por un fallo del fabricante o una rotura que se produzca de manera imprevista.

Un seguro a todo riesgo también tiene una serie de exclusiones en las condiciones tanto generales como particulares que es esencial conocer de antemano. Aunque depende de la política de cada compañía aseguradora, la mayoría no contemplan las averías mecánicas entre las garantías.

Para evitar cualquier tipo de malentendido, lo más habitual es que en las condiciones de la póliza se especifique la exclusión de las averías y su naturaleza. El seguro a todo riesgo sí cubre los daños que haya sufrido el vehículo asegurado como consecuencia de un accidente de tráfico. Sin embargo, no siempre es fácil diferenciar qué desperfectos son consecuencias del siniestro y cuáles ya existían.

¿Hay algún seguro que cubra las averías mecánicas?

En el caso de los vehículos nuevos, los fabricantes tienen que ofrecer una garantía de al menos dos años ya que es lo que exige la ley. Si se trata de un vehículo de segunda mano, la garantía mínima se reduce a un año.

Una vez finaliza la garantía del fabricante, el vehículo queda desprotegido frente a las averías eléctricas, electrónicas o mecánicas. Ahora bien, existen pólizas específicas que cubren este tipo de daños. Son los conocidos como seguros de daños por avería o seguros de garantía.

Un seguro de garantía cubre la reparación de averías sin ningún tipo de coste para el asegurado. Como resulta lógico, tiene sus propias condiciones, como un límite económico para asumir las reparaciones y para vehículos que cumplan una serie de requisitos.

En líneas generales, estas piezas están incluidas:

  • Motor: todas las piezas lubricadas de la culata y el bloque.
  • Caja de cambios: todas las piezas internas incluyendo los árboles y los anillos de sincronización, entre otras.
  • Transmisiones.
  • Sistema de refrigeración.
  • Sistema de alimentación.
  • Componentes eléctricos.
  • Sistema de frenos.
  • Carcasas y alojamientos.

Cualquier vehículo nuevo tiene una garantía de dos años establecida por ley. Durante este tiempo, todas las averías que surjan en el vehículo están cubiertas por la garantía del fabricante. Una vez transcurrido el periodo de dos años, es muy recomendable contratar un seguro que incluya la avería mecánica porque puede surgir un imprevisto en cualquier momento.

En Generación Plus somos una correduría de seguros de confianza y calidad. Podemos ayudarte a encontrar el mejor seguro que se adapte a tus necesidades y presupuesto. Si estás interesado en un seguro a todo riesgo o de garantía mecánica para tu vehículo, ponte en contacto con nosotros.

HABLA CON NOSOTROS

Mándanos un mensaje en el formulario y te contestaremos en el mejor tiempo posible.

comparte

Publicaciones recientes

Te llamamos gratis ahora