skiing-g13658d7d1_1280

¡Cuidado con la última nevada de la temporada!

Tan sólo quedan unos días para dar la bienvenida a la primavera, así que si te gustan los deportes de invierno, es tu última oportunidad para hacer un viaje a la nieve esta temporada. Seguro que cuando planeas tus vacaciones sólo piensas en disfrutar y pasártelo bien, pero debes ser consciente de que cualquier viaje entraña una serie de riesgos, más aún si vas a practicar snow o esqui. Son muchas las cosas que pueden suceder, como verte obligado a cancelar el vuelo en el último momento o sufrir un accidente que requiera hospitalización. 

Si quieres viajar protegido y despreocupado, lo mejor es que contrates un seguro de viaje. Las coberturas de este tipo de pólizas se adaptan tanto a la duración como al destino y a la finalidad del desplazamiento. Incluye una gran selección de beneficios, como la posibilidad de cancelar el viaje o interrumpirlo, recibir asistencia médica o tener derecho a recibir una indemnización en caso de robo del equipaje. 

¿Cuáles son las coberturas del seguro de viaje?

Según datos aportados por las compañías aseguradoras, el 50% de las incidencias que ocurren durante los viajes están relacionadas con la salud. En algunos países, como por ejemplo Estados Unidos, una simple consulta médica tiene un precio de 60 euros y la factura de una operación de apendicitis y la hospitalización requerida puede ascender a 25.000 euros. Gracias al seguro de viaje con una buena cobertura de asistencia sanitaria no tienes que afrontar estos gastos.

Si sufres un accidente esquiando o haciendo snow que te impida acudir al hospital por tu propio pie, la compañía aseguradora se hará cargo del traslado hasta el centro más adecuado. En la peor de las circunstancias, también cubre la repatriación del cuerpo hasta el lugar de origen si falleces durante el viaje.

Es muy recomendable que contrates un seguro de viaje con cobertura de cancelación. De esta manera, si por algún motivo tienes que anular el viaje, recuperarás el dinero que has pagado. La póliza debe cubrir el mayor número de causas por las que anular la reserva, como problemas de salud, fallecimiento de familiares, despido laboral, incorporación a un nuevo puesto de trabajo…

El seguro de viaje también cubre aquellas situaciones que te obligan a interrumpir el viaje. Esta cobertura supone el reembolso del importe proporcional del viaje que no hayas podido disfrutar. Del mismo modo que la cobertura de cancelación, es importante que cubra el mayor número de causas posibles.

Las incidencias con el equipaje también son muy comunes al viajar. Gracias al seguro de viaje, la compañía aseguradora resuelve este tipo de situaciones, contactando con la aerolínea para gestionar la localización y entrega del equipaje. Además, si tienes que comprar artículos de primera necesidad, te reembolsa los gastos. 

La cobertura de accidentes es una de las más interesantes. Además de recibir la asistencia sanitaria correspondiente, tienes derecho a una indemnización si el incidente te causa daños permanentes. En el peor de los casos, tu familia recibirá una indemnización si falleces. 

Y, por último, la Responsabilidad Civil, que cubre los daños tanto materiales como personales ocasionados a terceros causados de forma involuntaria. Si, por ejemplo, dejas abierto el grifo en el hotel y causas una inundación en la habitación, la compañía aseguradora se hace cargo de la indemnización, así como de las costas y los gastos judiciales en caso de que los haya.

En Generación Plus somos una correduría de seguros en la que podemos ayudarte a encontrar la póliza que mejor se adapta a ti para que disfrutes al máximo del viaje a la nieve.

HABLA CON NOSOTROS

Mándanos un mensaje en el formulario y te contestaremos en el mejor tiempo posible.

comparte

Publicaciones recientes

Te llamamos gratis ahora