samuele-errico-piccarini-MyjVReZ5GLQ-unsplash

Lo más disruptivo en tu seguro de coche

En base a la normativa vigente en España, es obligatorio contratar un seguro de Responsabilidad Civil para poder circular con el coche. Se trata de lo que popularmente se conoce como seguro a terceros, y es la póliza más básica y sencilla. El hecho de circular sin seguro conlleva una multa de hasta 2.800 euros, y, además, puede conllevar la inmovilización del vehículo.

¿Cuáles son las ventajas del seguro a todo riesgo?

El seguro a terceros es el seguro de Responsabilidad Civil, de forma que cubre única y exclusivamente los datos tanto materiales como personales que el coche provoque a terceros. Por lo tanto, el vehículo asegurado y el conductor quedan excluidos de la protección que ofrece la póliza obligatoria.

Teniendo esto en cuenta, resulta mucho más conveniente contratar un seguro a todo riesgo para poder circular con total tranquilidad. La principal ventaja que ofrece esta póliza es la cobertura de daños propios, que cubre los daños materiales que sufre el vehículo asegurado como consecuencia de un siniestro.

¿Cuáles son los daños de la cobertura? La gran mayoría de compañías aseguradoras contemplan las siguientes: impacto de otro vehículo contra el coche asegurado, impacto de un objeto contra el coche asegurado, choques, vuelcos, accidente no causado por el desgaste o el uso continuado, actos vandálicos que no estén garantizados por la cobertura del Consorcio de Compensación de Seguros, explosión, incendio y hundimiento del terreno.

El seguro a todo riesgo incluye además el seguro del conductor, que cubre la asistencia sanitaria del mismo en caso de que sea necesaria. Se trata de una póliza especialmente indicada para aquellos que se preocupan por el futuro de su familia, ya que garantiza una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez permanente del asegurado.

Además, algunas compañías aseguradoras ofrecen garantías de contratación como el vehículo de sustitución en caso de robo, daños o incendio. Suelen dar la posibilidad de contratar una cobertura que indemniza al asegurado por la inmovilización del coche para su reparación, y por lo general esta garantía es alternativa a la del vehículo de sustitución.

¿Con o sin franquicia?

Un seguro de coche a todo riesgo se puede contratar con o sin franquicia. La franquicia es una cuantía económica que el asegurado pacta con la compañía aseguradora, y por la que tendrá que responder ante un siniestro.

Cuando se contrata con franquicia el coste de la prima es menor, algo lógico ya que en caso de siniestro el asegurado tiene que asumir el importe pactado con la compañía aseguradora. Explicado de un modo sencillo, si el asegurado tiene una franquicia de 300 euros y el coste de reparación de un siniestro asciende a 1.400 euros, el asegurado paga 300 euros y la compañía aseguradora los 1.100 restantes.

¿Compensa? Depende. El seguro con franquicia puede ser la opción más recomendable para quienes no utilizan su vehículo a diario o que durante un largo periodo de tiempo no han tenido un solo siniestro.

¿Cómo elegir el mejor?

En Generación Plus somos una correduría de seguros de plena confianza y calidad, donde te ayudaremos a encontrar el seguro de coche que mejor se adapte a tus necesidades. Somos un equipo de profesionales que hacemos una comparativa entre todos los seguros de coche y te ofrecemos un presupuesto ajustado a ti, a la medida.

Más allá del precio, hay que atender a todas las coberturas que ofrece la póliza y valorar la relación calidad-precio de las garantías. Si estás interesado en nuestros servicios, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

HABLA CON NOSOTROS

Mándanos un mensaje en el formulario y te contestaremos en el mejor tiempo posible.

comparte

Publicaciones recientes

Te llamamos gratis ahora