father-and-son-g057487b24_1280

Protege a tus seres queridos con un seguro

Si quieres proteger a tu familia con un buen seguro, hay dos pólizas que son muy interesantes: seguro de salud familiar y seguro de vida.

Seguro de salud familiar

Cada vez son más las personas interesadas en la contratación de un seguro de salud familiar, principalmente por dos factores. Por un lado, los tiempos de espera reducidos en comparación a la sanidad pública. En promedio, en la sanidad privada hay que esperar 8 días para realizar pruebas diagnósticas y tener los resultados, mientras que en la sanidad pública se requieren 47 días.

Y, por otro lado, la libre elección tanto del centro médico como del especialista en cualquier situación. Los beneficiarios pueden elegir entre un amplio cuadro médico qué especialista quiere que les atienda y, si tienen alguna duda, pueden solicitar una segunda opinión médica.

A todo esto hay que sumar que la sanidad privada ofrece un servicio de gran calidad de la mano de profesionales con una amplia formación y experiencia. Además, los centros médicos disponen de los equipos, tratamientos y técnicas más innovadoras.

Se pueden diferenciar tres tipos de seguros de salud según el pago:

  • Sin copago: en esta modalidad, el tomador paga una prima fija mensual, independientemente de las veces que acuda al médico.
  • Con copago: la prima mensual es inferior que la del seguro de salud sin copago, pero cada vez que alguno de los beneficiarios acuden al médico tienen que pagar algo de dinero.
  • Con reembolso: en este tipo de póliza, el tomador paga por adelantado los gastos médicos, y después la compañía le devuelve un determinado porcentaje, generalmente de hasta el 80%.

Un buen seguro de salud familiar ofrece las siguientes coberturas, entre otras:

  • Cobertura dental: se incluyen los tratamientos más frecuentes y básicos para los niños, como las limpiezas bucales.
  • Preparación al parto y recién nacido: algunas compañías aseguradoras ofrecen una cobertura para el recién nacido sin aumentar la prima.
  • Atención psicológica: más allá de la salud física, la póliza también cubre la atención psicológica para cuidar la salud mental de toda la familia.

Seguro de vida

El seguro de vida es una póliza que ofrece una protección económica en caso de fallecimiento o invalidez del tomador. El objetivo es ofrecer protección económica a los familiares en caso de que se produzca alguna de estas eventualidades. Se trata de un seguro muy interesante, sobre todo cuando el tomador es la principal fuente de ingreso del hogar.

El principal riesgo que cubre el seguro de vida es el fallecimiento del tomador, tanto por causas naturales como a consecuencia de un accidente. Además, se pueden contratar diferentes coberturas adicionales:

  • Incapacidad temporal o permanente: es un añadido que cubre el riesgo de que el tomador no pueda continuar con su actividad profesional por enfermedad o accidente.
  • Enfermedad grave: el tomador queda cubierto si sufre una enfermedad de carácter grave.
  • Incapacidad o fallecimiento por accidente: existe la posibilidad de contratar una compensación extra por incapacidad o fallecimiento al sufrir un accidente.

Al contratar la póliza, el tomador debe decidir la forma en la que quiere que el beneficiario o los beneficiarios cobren la cantidad correspondiente: pago único, renta vitalicia (se calcula la esperanza de vida del beneficiario y el capital se divide en cuotas mensuales) o renta temporal (durante varios años).

En Generación Plus somos una correduría de confianza y calidad. No somos un robot ni un comparador, sino un equipo de personas dispuestos a ayudarte. Puedes ponerte en contacto con nosotros para encontrar el mejor seguro para ti y tu familia. 

HABLA CON NOSOTROS

Mándanos un mensaje en el formulario y te contestaremos en el mejor tiempo posible.

comparte

Publicaciones recientes

Te llamamos gratis ahora