natalya-zaritskaya-SIOdjcYotms-unsplash

Siempre es buen momento, para revisar tu póliza de vida

Contratar un seguro de vida es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Para hacerlo, debes tener muy claro cuál es tu objetivo: tener cubiertas tus deudas en caso de fallecimiento, protección económica para tus herederos…

Puedes contratar un seguro de vida en cualquier momento de tu vida ya que el rango de edad es muy amplio: entre 14 y 65 años. Aún así, algunas compañías aseguradoras permiten contratar esta póliza una vez cumplidos los 65 años.

A la hora de contratar un seguro de vida, es muy importante que tengas claros todos los términos y conceptos. En esta póliza, hay cuatro papeles clave:

  • Asegurador: es la compañía aseguradora con la que contratas el seguro y a la que, llegado el momento, le corresponde pagar la indemnización.
  • Tomador: es la persona que contrata el seguro, es decir, tú. En la gran mayoría de los casos coincide con el asegurado, ya que por lo general una persona contrata un seguro de vida para él mismo, pero no tiene por qué ser necesariamente así.
  • Asegurado: es la persona sobre la que recae el riesgo de invalidez o de fallecimiento.
  • Beneficiario: el beneficiario es la persona que recibirá la indemnización si el asegurado sufre algún daño cubierto en el seguro.

¿Qué tipos de seguros de vida existen?

El seguro de vida es una buena forma de garantizar no sólo tu futuro, sino el de toda tu familia. Existe la creencia generalizada de que esta póliza cubre única y exclusivamente el fallecimiento del tomador, pero las coberturas que ofrece son mucho más amplias. Es importante que conozcas los diferentes tipos de seguros de vida que existen y sus características para que contrates aquel que mejor encaja con tus necesidades.

Seguro de vida riesgo

Este es el más conocido de todos, que cubre el fallecimiento del tomador, aunque también hay algunas modalidades en las que se puede contratar una póliza de vida riesgo con cobertura de incapacidad o invalidez.

  • Vida entera: tal y como su propio nombre indica, se trata de un seguro con el que estarás cubierto de por vida. No hay fecha límite en la que la compañía aseguradora dejará de prestar servicio. En caso de fallecimiento o invalidez, los beneficiarios podrán reclamar la indemnización correspondiente.
  • Vida temporal: en este caso, la póliza se contrata por un determinado periodo de tiempo. Si durante este plazo no sufres ningún daño de los que están cubiertos por el seguro, la compañía aseguradora no tendrá que pagar la indemnización.

Seguro de vida ahorro

La demanda del seguro de vida ahorro ha aumentado de forma exponencial en los últimos años. Combina un seguro de vida y un plan de ahorro. Está pensando para que, si sobrevives al finalizar el plazo del tiempo en el que el seguro está en vigor, puedas cobrar el capital que has ido “ahorrando”, ya sea en un único pago o en pagos mensuales.

Con esta póliza también puedes contratar una cobertura en caso de fallecimiento. Si has establecido a terceros como beneficiarios y falleces, estos podrán cobrar la indemnización que les corresponda.

Seguro de vida mixto

Se trata de un seguro que combina las ventajas de un seguro de riesgo con los beneficios de un seguro de ahorro. Si como tomador falleces antes del plazo acordado con la compañía aseguradora, los beneficiarios que hayas designado recibirán una indemnización. ¿Y si sobrevives a ese plazo? En este caso, recibirás una prestación como asegurado. Es una póliza muy completa.

En Generación Plus somos una correduría de seguros en la que te ayudaremos a encontrar el mejor seguro de vida para ti.

HABLA CON NOSOTROS

Mándanos un mensaje en el formulario y te contestaremos en el mejor tiempo posible.

comparte

Publicaciones recientes

Te llamamos gratis ahora